Archivo | febrero, 2012

Amigurumiando!

24 Feb

Todo el mundo a sus puestos, preparados… listos… ya! Por fin he terminado el primer proyecto de amigurumi!

¡El Totoro ya está aquí!

Después de sudar un poquito (uf, qué sufrida soy) y con unos días de mucho lío, por fin, terminado está mi primer amigurumi “relativamente serio”. Que no es que aquella primera magdalena no lo fuera, pero sí fue mi primera toma de contacto con el crochet.

El patrón, me lo facilitaron las fantásticas chicas de Homemade en Vigo (las cuales por cierto, están llevando a cabo una acción lanera que si os encontráis en la ciudad no os deberíais perder!) pero como era de esperar y con la cualidad de chica desastre que me califica, terminé perdiendo alguna que otra hoja, por lo que terminé encontrando el mismo patrón (suertuda de mi) aquí: http://heavens-hellcat.livejournal.com/420.html

Tiene algún que otro fallo pero lo importante es que está aquí y amenaza con ocupar un puesto en alguna estantería. Después de estar terminado ahora me parece que era facilísimo, uuy qué gustillo le he cogido a esto!

P.D: lo confieso, la ramita no la crocheteé (si es que esa palabra existe) es una ramita de perejil! ;-)

Banana Macadamia Muffins

13 Feb

¡Manos arriba, esto es una borrasca! o qué carai, manos abajo y que nos cierren ya la puerta del congelador… ¡menudo pelete!

Con este frío y esta gripilla que me está acechando hoy se me ha dado por pensar en calentito, y al pensar en calentinto me viene inevitablemente a la mente una receta que probé hace poquito: encendí el horno y a parte de tener una temperatura muuy agradable en la cocina también conseguí un olor la mar de apetitoso en toda la casa: se trata de los “Banana Macadamia Muffins” cuya receta saqué de la página Taste of home y a la que añadí un par de modificaciones.

Para una receta de unos 12 muffins pequeños aproximadamente, o 8 grandes, las medidas son:

  • 3 tazas de harina de fuerza (o lo que es lo mismo, harina de trigo de toda la vida)
  • 2 tazas de azúcar
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 pizca de sal
  • 3 huevos
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 3 plátanos maduros pasados por la licuadora
  • 1 taza de coco rallado
  • Nueces de macadamia al gusto del consumidor

La preparación es muy sencilla:

Para empezar, debemos precalentar el horno a 175º pero como cada horno es un mundo, os recomiendo tenerlo bien caliente al comenzar y después variar la temperatura arriba o abajo según lo conozcáis.

Por un lado y en un bol, trituraremos los plátanos hasta tenerlos hecho puré y le incluiremos el coco rallado y removeremos hasta que quede bien integrado. Reservamos.

Por otro lado, debemos mezclar los ingredientes “secos”, esto es, la harina, el azúcar, la canela, el bicarbonato sódico y la pizca de sal.

Por último y a parte, los ingredientes húmedos: la vainilla, los huevos y el extracto de vainilla (si utilizásemos vainilla en polvo, la mezclaríamos con los primeros).

A continuación, integraremos los ingredientes húmedos (vainilla, huevos y extracto de vainilla) en nuestro bol de plátano, y poco a poco y sin dejar de remover hasta que consigamos una masa, los ingredientes secos y… voilá! en 15 minutos, nuestro primer paso está hecho.

Antes de introducir nuestra bandeja de muffins en el horno, tenemos dos opciones: espolvorear las nueces de macadamia picadas por encima de cada muffin o, opción que yo he variado, caramelizar las nueces de forma muy sencilla:

En un cazo pequeño calentaremos azúcar sin dejar que se queme (dependiendo de la cantidad de nueces que queramos caramelizar).

Extenderemos las nueces a lo largo de una bandeja forrada con papel de horno e iremos vertiendo poco a poco el caramelo caliente sobre cada una de ellas. A continuación, dejaremos secar y enfriar para que el caramelo se solidifique y las introduciremos una a una dentro de nuestros muffins… mmmm!

Hornearemos durante unos 20 minutos aproximadamente, o hasta que al introducir un palillo este salga seco, dejaremos enfriar y os deleitareis de unos ricos, dulces y esponjosos muffins!

¿Qué os parece el resultado? Es receta apta para “lambonciños y lambonciñas…” ¿Os animáis a probar? :-)

L’amour!

3 Feb

Pues… llegado Febrero… ¡llegado el mes del amor!

Pese  a no ser defensora del día de San Valentín (y sí, siguiendo esa tendencia que dice que ha sido un día inventado por el Corte Inglés) no voy a ser yo quien me oponga a celebrarle un día pues, a pesar de que este puede (y debe!) celebrarse todos los días, cualquier excusa es buena para disfrutar de un día con corazoncillos flotando en el ambiente.

Y como se acerca la fecha… hoy voy a aprovechar para enseñaros… (atentas chicas!) un regalo muy especial y distinto para aquellas que busquen regalar algo con originalidad y algo de lo que sus chicos puedan dar buen provecho. Algo que en su día le regalé a mi chico (y que me consta que le encantó :-))

No es que tenga nada en contra de los peluches de osos con corazones, (bueno sí, un poco sí) o de la caja de bombones con forma de corazón pero es que en los tiempos que corren, además, creo que debemos dar salida y oportunidades a aquellos emprendedores que además, ofrecen productos bonitos, personalizados y hechos con un cariño especial que no puedes pedirle al “Oso made in China” (repito, no tengo nada en contra de los osos de peluche, o sí…)

Se trata de las galletas amorosas que los chicos de Mr.Wonderful han diseñado y que comercializa BeDelight, 10 razones para decirle a tu chico los motivos por los cuales te vuelve loca.

Razones por las cuales me vuelves loca de Mr.wonderful

Fotografías de Mrwonderful

Tenéis que realizar un pedido mínimo de 9 sabrosas galletas de glasa riquíiiiiiisimas y os las envían a la dirección que queráis para darle esta dulce sorpresa a vuestra media naranja, además, vienen presentadas en una caja muy cuca y bonita y están de requetechuparse los dedos.

Buena cuenta de ello da el trocito que nos quedó de una de las galletas a nosotros :-)

La única pega es que son tan bonitas que os va a dar una pena enorme coméroslas (de hecho mi chico estaba empeñado en enmarcarlas)…

Además pensad… a un hombre se le conquista por el estómago… o eso dicen, ¿no? ;-)

Taller de amigurumi

2 Feb

Después de un tiempo ausente, hoy vuelvo a actualizar y de esta vez para hablaros del taller de Amigurumi al que asistí hace un par de semanas en Vigo :-).

Aprovechando que últimamente mi cuerpo y alma me piden hacer cosas bonitas sin parar… o como diría una amiga, aprovechando que estoy “manipúrica”, me animé a asistir a un taller de amigurumi que las chicas de Homemade imparten en Vigo y del que he quedado más que encantada :-).

El amigurumi es una técnica de origen japonés basada en el crochet con el que se pueden hacer animalillos, figuras y muuuchas más cosas la mar de bonitas.

Reconozco que… me costó, la vida…y más, arrancar, y es que el dichoso anillo mágico, uno de los puntos principales, se me resistió durante horas (sí, horas…!) pero como soy una cabezona, no dejé que la frustración me ganase y en el descanso del curso salí pensando que el dichoso amigurumi supondría toda una historia de superación en mi… y así fue! porque hasta que lo conseguí, no paré.

El resultado del primer día ha sido un (despropósito) cupcake, al que no se debe juzgar comparándolo con su maravilloso y perfecto compi de al lado… está hecho con mimo, lo prometo (vale, y también con una pequeña dosis de mala leche O:-) ) y seguro que será el primero de una larga lista de objetos a perfeccionar!

Por lo de pronto, en menudo “tinglado” me he metido, gracias a las profes del curso decidí llevarme deberes para casa y elegí nada más y nada menos que el patrón de un Totoro que, puede que para ojos expertos sea un pequeño riachuelo pero para mi, está suponiendo la construcción de todo un océano (jajaja!).

Si algún día consigo terminarlo (independientemente de lo orgullosa que pueda estar de su resultado…) os lo enseñaré, lo prometo! y si me lee algún lector/lectora en Galicia, con curiosidad en el mundillo del crochet, ganchillo, calceta o aguja mágica… sin duda os animo a que conozcáis a las chicas de Homemade (y seguidlas en Facebook!) porque a parte de tener una paciencia de santas… son encantadoras, de hecho, yo ya estoy deseando acudir algún jueves a los craftytalleres que organizan, quiero aprender aguja mágica… ya ya ya! :-)

Espero que disfrutéis de las fotillos tanto como yo disfruté del taller.